Buscar
  • C&B cocina y barbacoa

Crea la mejor "Burger" en casa

En C&B cocinamos al grill, servimos experiencias, por ello hoy queremos contarte cómo convertirte en MAESTRO Hamburguesero con estos 5 sencillos TIPS, que harán de tu próxima barbacoa, la sensación del año.


1.Comencemos con la base: Elige bien el PAN.


Aunque parezca poco, toda gran "Burger" comienza (y termina) con el pan, entonces: ¿por qué no dedicarle tiempo a elegir el mejor?.


Lo ideal siempre es elegir un pan que sea suave y esponjoso, que permita contener los jugos de la carne y no se desmorone en el proceso, que tenga un sabor neutro sin competir con los otros ingredientes y lo más importante: que la miga no sea excesiva para que no haga pesada la hamburguesa.


En C&B optamos por un pan brioche suave con semillas de sésamo ya que es la base perfecta para cualquiera de las combinaciones que tenemos en carta. El brioche se caracteriza por tener todas las características de un buen pan para burgers:

> Es suave

> Tiene un ligero sabor a mantequilla que va perfecto con cualquier ingrediente

> Su miga es esponjosa lo cual permite contener bien todos los ingredientes y no encontrarse con trozos de pan muy grandes en cada mordida

> Mantiene su forma


SUGERENCIAS: Cuando estés en el proceso de elegirlo lo ideal es probarlo primero, pero si estás en la tienda (y no tienes la posibilidad de "testearlo" con el paladar) lo que puedes hacer es presionarlo ligeramente entre tus dedos: elige aquél pan que mantenga la forma y no se hunda, que se sienta suave al tacto y que no tenga corteza dura.


2. El secreto siempre es...¡la Carne!


Te ha pasado que tienes una hamburguesa en las manos, ésta se ve jugosa a más no poder y justo cuando vas y la muerdes.... lo único que saboreas es la salsa que le pusiste. ¡Qué decepción!.


El secreto para que ésto no pase es utilizar el porcentaje de materia grasa adecuado con el corte de carne que elijas, pues la mezcla de ambos es la que le da sabor; pero OJO: ¡no te pases!. Aquí algunos datos para seleccionar tu carne:


> Busca que tu carnicero te pique la carne en el momento (así sabrás lo que contiene y estará más fresca), así evitas conservantes, féculas añadidas y otros componentes que pueden alterar el sabor y la suavidad.


> No hace falta utilizar cortes de primera, sólo que los que elijas no sean completamente magros sino que tengan un porcentaje de al menos 20% de materia grasa, evita tendones o cortes muy fibrosos.


> Puedes hacer una mezcla especial juntando diferentes tipos de carne o si quieres un sabor más potente, añadir alguna carne añejada.


> En C&B sólo colocamos sal y pimienta al patty cuando se está cocinando, esto ayuda a realzar el sabor natural de la materia prima y mantenerla jugosa.


> Por último, si vas a cocinarla al la parrilla te sugerimos moldear la carne para que no se rompa durante la cocción; pero si lo tuyo es la plancha, aprovecha el "método smash" para hacer de tu hamburguesa una experiencia genial.


Si quieres saber más sobre el "método smash", no te pierdas nuestra próxima entrada para ver la forma en que nosotros lo hacemos.


3. Dale un toque especial a tu burger y llévala a otro nivel.


Hay dos formas de hacer ésto: 1) añadiendo queso y/o 2) colocando algún ingrediente crujiente a tu hamburguesa.


En C&B eligimos quesos que se fundan fácil pero que agreguen un sabor profundo a la hamburguesa: los más conocidos son el cheddar y el provolone. Para un sabor más intenso puedes optar por un monterrey jack, queso de cabra o queso azul; úsalos con moderación para no opacar la carne.


El toque crujiente puede ir de la mano de cintas de bacon bien cocidas, vegetales frescos con texturas como la cebolla roja (que es más dulce) o la lechuga romana, y si eres más aventurero puedes usar otros ingredientes más "locos": en C&B por ejemplo, tenemos nuestra TEXAS BURGER, cuyo toque crujiente viene dado por los clásicos "fritos" de nuestra infancia.



4. Adereza con Salsa a gusto...


Ya sean las tradicionales : ketchup, mahonesa y mostaza, o te decantes por sabores más intensos como la salsa barbacoa, la miel mostaza, alioli o salsa picante; nuestra sugerencia es que te aferres a una para realzar el sabor. Te en cuenta lo siguiente:


> Salsas dulces (como la barbacoa y la miel mostaza) vienen bien con ingredientes picantes, ácidos y amargos porque los equilibra (como jalapeños, cebolla, pepinillos o quesos como el de cabra y queso azul).


> Salsas neutras o con toques cremosos (como la mahonesa, el alioli o salsa de mantequilla, inclusive alimentos como el aguacate o los plátanos) son ideales para acompañar ingredientes ácidos como los pepinillos, el tomate y jalapeños o quesos como el de cabra y el queso blanco latino.


Mantén el equilibrio y ¡disfruta de cada bocado de tu hamburguesa!


5. Por último, añade vegetales a gusto.


Lechuga, tomate, cebolla, jalapeños, pepinillos ¡y más!, hay un sin fin de opciones para terminar de darle ese toque especial a tu burger, utiliza ingredientes frescos y... ¡que aproveche!



#burger #diy #comida #tips

16 vistas

©2019 by Chop & Bake. Proudly created with Wix.com